Como fotógrafo una de las grandes bendiciones es conocer nuevas historias de amor, conocer gente de diferentes culturas,  países, nuevos lugares, en esta ocasión el paradisiaco Cancún fue el escenario que envolvió la historia de Renee & Kevin, una pareja increíble, que desborda amor y que estoy profundamente agradecido con ellos por confiar en mi trabajo desde Canadá, definitivamente soy muy afortunado por esta oportunidad de conocer gente tan linda y tan valiosa, con un profundo cariño hacia sus amigos y familiares, espero disfruten la historia.